viernes, noviembre 10, 2006

"Un vaso de agua fresca"

Evangelio en la Calle

Jesús de Nazaret eleva portentosamente el vaso de agua a la dignidad de sacramento tanto para el que lo da como para el que lo recibe. Y mucho más si recordamos en este momento: “Tuve sed y me disteis de beber” (Mateo 25,35).

Antonio Hernández-Carrillo

leer más ...

1 comentario:

Fernando dijo...

Enhorabuena por el blog y por los contenidos. Nos vais enseñando a Sevilla lo que tenemos que hacer